viernes, 23 de febrero de 2018

Persistent Aquatic Living Sensors (PALS): Nueva forma de espionaje marino del Pentágono.



https://video-images.vice.com/_uncategorized/1519248588820-PALSConceptArtFinal-2.jpeg?resize=1050:*
El controvertible programa PALS –cuestionado seriamente por grupos de activismo ambiental– ha sido desarrollado por el Pentágono a través de sus laboratorios de DARPA con la finalidad de  hallar una forma de espionaje submarino a partir del comportamiento de la fauna marina ante la presencia de cualquier presencia hostil, según se destaca en Motherboard.
Se trata de un programa que estudiará los organismos naturales y modificados para determinar cuáles pueden soportar mejor los sistemas de sensores que detectan el movimiento de vehículos submarinos tripulados y no tripulados.

viernes, 16 de febrero de 2018

Luis Videgaray, peón mexicano en cruzada USA contra Venezuela


https://www.lapatilla.com/site/wp-content/uploads/2018/02/636531922609229308w.x43795.jpg
Videgaray y su jefe Tillerson

Alentado y presionado por los principales funcionarios de la administración Trump –a saber Rex Tillerson, Secretario de Estado; el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y el asesor y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner–, el canciller mexicano, Luis Videgaray, se ha convertido junto a Luis Almagro y Pedro Pablo Kuczynski Godard, en otro de los capitancitos de la guerra diplomática contra el gobierno bolivariano de Nicolás Maduro. Motivos tiene este taimado político, enfrascado en ganar no solo las migajas de USA en las actuales discusiones sobre Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sino también en la búsqueda de apoyo a sus futuras aspiraciones presidenciales.
Luego de recibir las instrucciones pertinentes, Videgaray realizará un tour político el mes venidero por el Caribe con la misión de sabotear PetroCaribe en naciones como Jamaica, Granada y Santa Lucía, usando la ilusoria promesa de que México podría suplir las necesidades petroleras de esas naciones en condiciones similares a las que actualmente les ofrece Venezuela. La malsana intención del peón mexicano responde al objetivo  de armar sobre el terreno un consenso favorable para las prometidas sanciones petroleras contra Venezuela anunciadas hace poco por Tillerson. Para ello se reunirá en Jamaica con funcionarios de naciones caribeñas para presionarlos y persuadirlos con una dudosa ayuda petrolera a cambio de sus votos para aislar al gobierno de Maduro y abrir las puertas a acciones encaminadas a crear condiciones para la aprobación de una acción externa para derrocarlo.
De esta forma, el actual peón USA trata de eliminar el escollo ocurrido en Cancún en junio pasado, cuando en la reunión de cancilleres de la OEA varias naciones caribeñas impidieron con su voto y su abstención –a saber San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Dominica votaron en contra de la resolución, mientras que Granada, Haití, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Antigua y Barbuda se abstuvieron– la existencia de votos necesarios para implementar duras sanciones diplomáticas contra Venezuela. Para ello cuenta también con el apoyo de la OEA y varios países dominados por la derecha genuflexa.
Sin lugar a dudas, todos estos pasos promovidos por Washington están dirigidos a dar luz verde en la VIII Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima en los venideros 13 y 14 de abril, a una acción bendecida por USA y sus cómplices para intervenir en Venezuela al viejo estilo del usado ya en Panamá y Granada.

sábado, 10 de febrero de 2018

Derecha USA y sus aliados fraguan golpe de estado en Cuba y Venezuela



https://i0.wp.com/notituit.info/wp-content/uploads/2017/06/Nicol%C3%A1s-Maduro-y-Donald-Trump.jpg?fit=640%2C330
No resultan extrañas y fuera de contexto las coincidencias sobre los recientes llamados de personajes de la extrema derecha en USA a los miembros de las FANB venezolanas y a las FAR cubanas a rebelarse contra la gobernabilidad en ambas naciones para propiciar sendos golpes de estado con vistas a buscar derrocar por la violencia a los gobiernos de Nicolás Maduro y Raúl Castro.
En el caso de Cuba apareció recientemente en el sitio Diario de Cuba el llamado  de la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), grupúsculo que aglutina a su vez a varias insignificantes organizaciones de línea dura radicadas en Miami –entre las que destacan el Directorio Democrático Cubano, MAR por Cuba y el Consejo por la libertad de Cuba (CLC), entre otras– focalizado en un supuesto plan "Todos por Cuba Libre" cuyo objetivo es lograr la “liberación” de la Isla, usando para ello a militares "patriotas". Según este plan se buscaría ganar adeptos entre los militares de medio y bajo rango, así como entre los ya jubilados del MININT y las FAR. La idea, en realidad, no es nueva y ha sido esgrimida anteriormente por el CAMCO, la FNCA y el CID, entre otros grupúsculos contrarrevolucionarios
Desde hace tiempo se han detectado procesos de acercamiento con vistas a sonsacar a militares en activo y ex militares en Cuba, los cuales son debidamente monitoreados por nuestros órganos de contrainteligencia y comprobado que estos planes son fraguados en las oficinas de la CIA y la DIA, usando para ello vínculos con familiares en el exterior, relaciones personales y otras fachadas. No obstante, este proceso se ha hecho más acelerado y pernicioso al ser bendecido por la administración Trump y apoyado por el dueto de Marco Rubio y Mike Pompeo. Existen planes ya elaborados para buscar una alternativa violenta para derrocar a la Revolución Cubana, es decir, una pretendida insurrección armada que propicie un ilusorio golpe de estado o desencadenar actos de violencia terrorista en nuestro territorio. Sin embargo, puedo confirmar que la mayoría de estos planes son conocidos por nuestras autoridades.
En el caso de Venezuela acaban de aparecer varios twits del ultraconservador Marco Rubio en los que invita a las FANB a realizar un golpe de estado contra el hermano gobierno de Maduro. Esta arenga no es casual y es la punta del iceberg de una serie de operaciones negras que están llevando a cabo grupos de la derecha contrarrevolucionaria con el apoyo de varios gobiernos latinoamericanos entre los que baste citar a Perú, Argentina, Chile, Colombia, Honduras y México. La finalidad de estas acciones ya fue denunciada por mí con anterioridad.



 
Hoy más que nunca existe la posibilidad de que USA se implique directamente en el apoyo a planes de extrema violencia en Venezuela creando para ello el fomento de divisiones en los órganos armados bolivarianos, realizando provocaciones con naciones fronterizas mediante banderas falsas e infiltrando grupos armados en el interior del país. La cuestión esencial es que la actual administración norteamericana ha bendecido un acto de violencia extrema en Venezuela, el cual ya está en fase preparatoria.
Nos corresponde, hoy más que nunca, la solidaridad con Cuba y Venezuela. También la denuncia oportuna ante estos hechos y, en particular, mantener a toda costa la unidad entre el pueblo y los órganos armados en defensa de la constitucionalidad. Estemos preparados.

viernes, 9 de febrero de 2018

Los cantos de sirena de una Payá(sita)



https://1.bp.blogspot.com/-hZe8mb1gwxs/WK2i1AmDxvI/AAAAAAAACU4/As-thAYPPa8Jamy2GCKOcIjwYZEFtnN-QCLcB/s400/4%2Balmagro5%2Boea-ned-cia2.jpg
La falta de escrúpulos de Rosa María Payá carece de límites y su enfermizo odio a la Revolución, sumado a un descontrolado afán de protagonismo, le hacen dar pasos cuestionables que ponen en serias dudas su imagen de pacifista y de sensata política. Ayer, en nombre de su “movimiento” Cuba Decide –aupado por la extrema derecha cubano americana y la derecha latinoamericana– solicitó a la comunidad internacional que no reconozca la legitimidad del actual proceso electoral cubano, tildándolo absurdamente de “sucesión del castrismo”, desconociendo deliberadamente a la democracia cubana avalada por el pueblo mayoritario. Para ello insta a la ONU, la OEA, la UE y a otros gobiernos a apoyar la celebración de un plebiscito vinculante en la isla, como forma “efectiva” de cambiar el orden constitucional cubano.
Esta última convocatoria, una más de las tantas que realiza de forma desesperada, la efectuó en Miami ante un selecto grupo de enemigos de Cuba, donde estaban presentes varios politiqueros, enconados terroristas y enemigos ideológicos de la Revolución Cubana. 
La Payá, mimada por el secretario de la OEA, Luis Almagro y por Marco Rubio, senadores paraguayos y chilenos, así como la cúpula política de Miami-Dade, también ha recabado descaradamente el apoyo de terroristas como Ramón Saúl Sánchez, Santiago Álvarez Fernández Magriñá, Manuel Alzugaray Pérez, Félix Toledo Montero, entre otros criminales del DDC, la FNCA, la Brigada 2506 y el Concejo por la Libertad de Cuba.
Ratificó su postura de llamar a la desobediencia civil, emitida el 18 de enero en una entrevista con la revista Zeta, aprobando la realización de actos de subversión en suelo cubano, sabiéndose la vedette de turno de la contrarrevolución anticubana.
Los actuales shows de la Payá, montados por sus patrocinadores, en detrimento de la unidad de la contrarrevolución interna y en busca de protagonismo, no asustan a Cuba. Nuestra democracia permanecerá  inmune a tales ataques.

domingo, 28 de enero de 2018

Marco Rubio, secreto apoyo al terrorismo usando a la CIA y a espaldas del FBI.



Dos cuestiones esenciales y no tan públicas colocan actualmente al senador  Marco Rubio sobre la polémica. La primera de ellas lo es el desafío visto en Marco por parte de otros liderzuelos de la extrema derecha floridana, particularmente en el caso de los dirigentes de la llamada Asamblea de la Resistencia, Orlando Gutiérrez Boronat y Silvia Iriondo, liderzuelos del Directorio Democrático Cubano y MAR por Cuba, respectivamente. Tanto ellos, como los Díaz-Balart, sienten un fuerte resquemor ante el desenfreno protagónico de Marco Rubio.
¿Cuál ha sido el punto álgido del nuevo encontronazo entre Rubio y la pareja Gutiérrez-Iriondo? Pues nada menos que Luis Posada Carriles, quien espera arribar el próximo 15 de febrero a los 90 años de edad. El terrorista cumpleañero parece haber decidido invitar a su festividad al senador floridano, aunque siente cierta reticencia como resultado de la ojeriza que ciertos cabecillas miamenses le tienen a Rubio. A su vez, Gutiérrez Boronat y Silvia Iriondo, piensan que el acercamiento entre Rubio y Posada solo es parte del juego político del senador y su desespero por afianzarse con este paso dentro de la línea dura anticubana. Para ellos Rubio busca inútilmente revivir a un cadáver.
La segunda cuestión, aún menos pública y peligrosa, es que Marco Rubio está usando su influencia como miembro del Comité de Inteligencia del Senado y sus estrechos vínculos con Mike Pompeo, el director de la CIA, para neutralizar el control que el FBI ejerce sobre Posada Carriles y sus movimientos. Esto resulta contradictorio cuando en otras ocasiones el propio Rubio ha reconocido que el control de los Feds frena cualquier conducta terrorista de Posada.
¿Por qué Rubio usa sus influencias en la CIA para coartar el control del FBI sobre Posada Carriles? Una fuente en la Agencia ha filtrado que Rubio, en su momento, impulsó la desclasificación de documentos de la CIA sobre Posada donde se señala la implicación del mismo en el derribo del avión de Cubana de Aviación en Barbados y su condición de activo de la agencia con su identificación con el identificativo CIA 201-300985. La finalidad de este plan era buscar una reacción explosiva en Posada y provocarlo para realizar nuevas acciones terroristas. Le tocó al FBI calmar al insensato y apaciguarlo usando a una fuente del Buró muy cercana al terrorista y puesta a su servicio. Esto, obviamente, dio al traste con el plan inicial de Rubio: incitar a Posada a realizar acciones terroristas contra hoteles e instalaciones turísticas cubanas.
Los próximos pasos de Rubio han estado dirigidos a minimizar el control de los federales sobre Posada Carriles  y aumentar, empero, el control suyo sobre este terrorista. Ha llegado a mencionar incluso, en un círculo muy cerrado, que conoce sobre el seguimiento que realiza el FBI sobre Posada al salir este de su domicilio, aunque dice desconocer cuál es la fuente que informa sobre las potenciales malas intenciones del connotado criminal. Sin embargo, lo cierto es que Rubio ha aumentado los contactos personales con Posada y ha tenido encuentros secretos con el mismo, adoptando el senador fuertes medidas de seguridad y compartimentación, como lo es la prohibición a Posada de llevar celulares, cámaras o cualquier medio de grabación a estos encuentros. Todo para dejar sordo al FBI y mantener su secreta conspiración terrorista contra Cuba.
Es que, ciertamente, el senador republicano por Florida desde 2010, Marco Antonio Rubio, se ha convertido, sin lugar a dudas, en el centro de los conflictos entre los principales cabecillas de la extrema derecha anticubana en USA. A la par ha usado su condición de miembro del Comité de Inteligencia en el Senado para codearse descaradamente en el deep state y emplear a las agencias de inteligencia de esa nación para afianzarse como uno de los más retrógrados y peligrosos políticos del momento. Para él, todo puede hacerse, incluso apoyar y propiciar acciones terroristas, con el fin de lograr a toda costa sus propósitos políticos y ambiciones personales: destruir a Cuba revolucionaria.
Ante el reto de repetir en el Senado en las elecciones del 2022, Rubio ha buscado complacer a los sectores radicales anticubanos con una dudosa imagen de ser “el mejor amigo del exilio histórico”, enfrentando las muchas dudas que sobre él existen, ya que no son pocos los que lo tildan de oportunista al comportarse como un corcho que flota en cualquier agua, así como por el hecho de que la mayoría significativa de la comunidad cubana en EE UU aprueba el acercamiento entre esta nación y Cuba o piensan que mantener el bloqueo contra la Isla solo robustece la postura política del gobierno cubano, aspectos que se distancian de las posiciones asumidas por Rubio. Particularmente, los hombres de negocio estadounidenses –más prácticos  y sabios que este senador– saben que el aislamiento hacia Cuba favorece a inversores de otras naciones como Rusia, China o alguno de sus pares europeos, en detrimento de los potenciales beneficios que pudieran obtener de una relación fuera de las tensiones actuales.
Paradójicamente, quien pide fuertes medidas de Trump contra Cuba como consecuencia de los supuestos ataques sónicos contra sus diplomáticos y promueve dudosas y reiteradas audiencias del Congreso contra la Isla, planea una peligrosa conspiración que pudiera afectar a miles de cubanos y turistas extranjeros en nuestro suelo. ¿Quién es entonces el verdadero terrorista?

ShareThis